miércoles, 24 de julio de 2024

LA IGLESIA CATÓLICA 

ES PRESENCIA DEL ÚNICO DIOS 

Meditación-Oración de la PALABRA DE DIOS

Fray Federico Allara O.F.M


Animación a la lectura 

PALABRA DE DIOS

5 minutos en nuestro "día a día"

(Clic en los textos para leer)


Hch 4,33;5,12.27-33;12,2

Salmos 66

2 Corintios 4,7-15

Mateo 20,20-28

Jesús responde a Santiago y Juan
(Mc 10.35-45)
20 La madre de los hijos de Zebedeo se acercó con ellos a Jesús, y se arrodilló para pedirle un favor. 21 Jesús le preguntó:
– ¿Qué quieres?
Ella le dijo:
–Manda que estos dos hijos míos se sienten en tu reino uno a tu derecha y el otro a tu izquierda.
22 Jesús contestó:
–No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa amarga que voy a beber yo?
Le dijeron:
–Podemos.
23 Jesús les respondió:
–Vosotros beberéis esa copa de amargura, pero el sentaros a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde a mí darlo. Será para quienes mi Padre lo ha preparado.
24 Cuando los otros diez discípulos oyeron todo esto, se enojaron con los dos hermanos. 25 Pero Jesús los llamó y les dijo:

–Sabéis que, entre los paganos, los jefes gobiernan con tiranía a sus súbditos y los grandes descargan sobre ellos el peso de su autoridad. 26 Pero entre vosotros no debe ser así. Al contrario, el que entre vosotros quiera ser grande, que sirva a los demás; 27 y el que entre vosotros quiera ser el primero, que sea vuestro esclavo. 28 Porque, del mismo modo, el Hijo del hombre no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida en pago de la libertad de todos"


25 JULIO  SANTIAGO APOSTOL 

PATRONO DE ESPAÑA

(Clic en el nombre)


La Iglesia católica no es una sociedad simplemente humano-religiosa, ni es la religión fundada por Jesús, y menos desvinculada del Antiguo Testamento que es el cauce para entender:

·       Quién fue Jesús y

·       El porqué de su procedencia, de su venida, de su vida y de su Presencia Real actual, siendo para siempre Dios-con-nosotros

Jesús es más que el hijo de María; Jesús es el Cristo.

Salió solo de Nazaret siendo los pies humano-divinos que iban a recorrer su Tierra; y lo hizo como judío, sabiéndose miembro de su Pueblo elegido.

·       María fue la presencia viva del “hombre nuevo” que Cristo iba a establecer.

·       Juan Bautista fue el último de los Profetas del Antiguo Testamento,

·       Muchos fueron los que siguieron a Jesús y de estos nombró a doce.

·       La Iglesia católica empieza a ser realidad como Reino de Dios en el mundo cuando todos los bautizados, desde entonces, somos miembros vivos de su Cuerpo resucitado.

Jesús vino a cumplir hasta la última tilde de la Ley, pero la plenitud de la misma es el Amor.

Establecer el Amor por encima de la Ley era, para las autoridades y para los Maestros de la Ley, ir contra el fundamento de la realidad religiosa de Israel.

De ahí que, Jesús fuera destinado a morir desde que se supo de su nacimiento. Así fue y seguirá siendo hasta que vuelva.

Su Cuerpo, es decir, la Iglesia católica y todos sus miembros seguirán siendo perseguidos

No nos escandalice la cruz como a judíos y sabios.

No suele ser conocido el Dios revelado, como no lo es habitualmente el Amor, que es perseguido y negado cuando supera la Ley, por ser signo que confunde todo poder.


“Herodes hizo matar a espada a Santiago, el hermano de Juan”


Todo ser humano, que vive del Amor de Cristo, vive libremente la experiencia de la Cruz desde este mismo amor; además de ser perseguido y, poco o nada entendido por los más cercanos; porque el amor de un creyente que se asemeja a Cristo casi es un enemigo.

·       No es fácil creer en Dios si no hay una disposición a querer creer.

·       No es fácil creer en el amor como cauce de vida y medio de comunión y muy fácil confundirlo desde nuestra condición humana.


que en vuestro reino

estén uno a tu derecha y otro a tu izquierda

“No sabéis lo que pedís”


Realmente sólo lo sabe quién, cuando ora, tiene en consideración a Quién se lo pide y, mucho más, si su oración está hecha a los pies del crucificado.


“¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?”


Ésta es la pregunta que nos hemos de hacer, porque responder “sí que podemos” es revelar que, a pesar de la pobre condición humana, se cree, se ama y se confía en Dios.


“El que quiera ser grande entre vosotros, 

que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero 

entre vosotros, que sea vuestro esclavo”


No se trata sólo de dar respuesta a la fe, sino que, creer en Dios y en su Amor es hacer realidad, a nuestra medida, la verdad de servir dentro de cada “hogar donde vivimos”.


“El Hijo del Hombre ha venido a dar la vida como precio de rescate de todos”


F. Allara


HE VENIDO A SERVIR...









martes, 23 de julio de 2024

DONDE HAY TIERRA 

HAY QUE ECHAR LA SEMILLA

Meditación-Oración de la PALABRA DE DIOS

Fray Federico Allara O.F.M



Animación a la lectura 

PALABRA DE DIOS

5 minutos en nuestro "día a día"

(Clic en los textos para leer)


Jeremías 1,1.4-10

Salmos 70

Mateo 13, 1-9

Parábola del sembrador
(Mc 4.1-9; Lc 8.4-8)
Aquel mismo día salió Jesús de casa y fue a sentarse a la orilla del lago. Como se reunió mucha gente, subió Jesús en una barca y se sentó, mientras la gente se quedaba en la orilla. Y se puso a hablarles de muchas cosas por medio de parábolas. Les dijo: “Un sembrador salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron. Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; aquella semilla brotó pronto, porque la tierra no era profunda; pero el sol, al salir, la quemó, y como no tenía raíz, se secó. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron. Pero otra parte cayó en buena tierra y dio una buena cosecha: unas espigas dieron cien granos por semilla, otras dieron sesenta y otras treinta. Los que tienen oídos, oigan.”

DÍA 24 JULIO   CICLO  - B

Empecemos por contemplar en oración a Jesús sentado junto al mar.

Jesús oraba al Padre en cualquier lugar de la Naturaleza.


“Y acudió a Él tanta gente que tuvo que subirse a una barca”


Cuando el maestro es bueno y también lo es el alumno, a éste le resulta fácil escucharle y  entender el tema que explica aunque sea complicado.

Ante Jesús, la primera actitud es aceptar que es buen Maestro.

Si el alumno no cree en su maestro se incapacita él mismo de poder aprender.

Quien duda de Jesús no está en condiciones de poder entender sus sencillas formas de enseñar lo más sublime, además de recordar que, “la Escritura no está a merced de ser interpretada subjetivamente” (2 Pd. 12-21).

Dudar de alguien, y más de Dios, es una sutileza intelectual; no niega la credibilidad, pero la impide por ser una actitud que se niega a ver la luz.


“Salió el sembrador a sembrar”


Ayer nos decía que su Padre era el labrador.

Quien siembra la semilla es el Padre, por ser el origen de todo Bien.

No pensemos en la materialidad de la semilla. Aceptemos que lo divino trasciende todo lo humano.

No conocemos al Padre, aun viéndolo en Jesús, ni podemos hablar de la semilla porque sale del Corazón del Padre.

Jesús, en el texto de hoy, nos dice dónde cae la semilla. El viernes nos explicará la parábola, que en principio nos parece sencilla de entender.

Hemos empezado la oración contemplando a Jesús.

Ahora les diría que no contemplemos la diversidad de condiciones de la tierra donde es echada la semilla.

Antes de releer el texto, que lo aconsejo no sólo hoy, sino cada día, meditemos algo que considero muy importante:

No nos toca a nosotros hacer juicio de la tierra.

La enseñanza de la parábola sólo le corresponde a Jesús, que puede decir la clase de tierra sobre la que se echa abundante la semilla.

Quien mira la tierra, antes de echar la semilla, revela que está haciendo juicio de ella y puede que, desde su forma subjetiva de ver la tierra, no eche la semilla o dude que pueda crecer.

“Dios puede hacer de las piedras hijos de Abrahán”, es decir, hijos descendientes del padre de la fe y, por tanto, hijos de Dios.

Si el mundo es enemigo del alma, porque lo es de Dios por sus criterios opuestos, ¿cómo Jesús envía a sus Apóstoles al mundo, y cómo la Iglesia debe sembrar en tierra enemiga?

Vemos, hermanos, como sin comentar la parábola, Jesús, buen Maestro, nos enseña si sabemos estar, por su gracia, de pie en la orilla escuchándole con fe.

“El que tenga oídos, que oiga”  

     F. Allara


SANTORAL DEL DÍA

S. CHARBEL MAKHLUˉF, SACERDOTE

(Clic en el nombre)



el sembrador


Al sembrador 
(Mt. 13,1-9) (Salmo 64) 

Que tu Palabra anide en mí como semilla 
en la tierra que se abre para vivir, 
para vivir regalándose así, entera 
Que tu Palabra anide en mí prepara Tú, 
mi tierra yerma empápala con tu Amor, 
con tu Amor cura su herida, su herida de piedras 
Que tu Palabra anide en mí yo quiero ser tierra buena, 
dar fruto para que así, para que así 
tus manos siembren más tierras, 
más tierras Que tu Palabra anide en mí 
como semilla en la tierra la acojo tal como soy, 
como soy tierra que espera, 
tierra que, tu voz despierta... despierta.








lunes, 22 de julio de 2024

 EL BUEN FRUTO SIEMPRE 

ES DE CRISTO Y POR CRISTO

 Meditación-Oración de la PALABRA DE DIOS

Fray Federico Allara O.F.M



Animación a la lectura 

PALABRA DE DIOS

5 minutos en nuestro "día a día"

(Clic en los textos para leer)


Gálatas 2, 19-20

Salmos 33

Juan 15,1-8

Alegoría de la vid verdadera

“Yo soy la vida verdadera y mi Padre es el viñador. Si uno de mis sarmientos no da fruto, lo corta; pero si da fruto, lo poda y lo limpia para que dé más. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado. Seguid unidos a mí como yo sigo unido a vosotros. Un sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no está unido a la vid. De igual manera, vosotros no podéis dar fruto si no permanecéis unidos a mí.
“Yo soy la vid y vosotros sois los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí nada podéis hacer. El que no permanece unido a mí será echado fuera, y se secará como los sarmientos que se recogen y se queman en el fuego.
“Si permanecéis unidos a mí, y si sois fieles a mis enseñanzas, pedid lo que queráis y se os dará. Mi Padre recibe honor cuando vosotros dais mucho fruto y llegáis así a ser verdaderos discípulos míos"


DÍA 23 JULIO   CICLO  - B


El Evangelio es Cristo y, cada palabra la hemos de leer o escuchar hoy, como la escuchaban de su propia voz sus contemporáneos, porque Cristo vive

Jesús hablaba sencillamente, porque la gente que acudía a Él entendía más con el corazón que con la razón.

Aun así, el Evangelio es tan profundo que, lo siguen entendiendo quienes lo abren y lo leen con un corazón que ama.

Ayer los letrados no le entendían, porque la vida del espíritu trasciende la “materialidad” de los conocimientos. (Como ocurrió en tiempo de Santa Teresa de Jesús; “los letrados” no la supieron ayudar, y sí lo hizo San Pedro de Alcántara).


“Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador”


Realmente, ¿quién puede acercarse a un hombre que expone el Misterio trinitario y a Dios omnipotente, diciendo que su Padre Dios es labrador?

El Misterio divino lo han entendido los seres humanos que aprenden desde la necesidad de su vida y de su corazón; da igual que se llamen Agustín de Hipona, Gregorio Magno, Ambrosio de Milán y Jerónimo de Estridón, como Pascual Bailón, o María-Bernarda Soubirous, Bernardette.

Los que nos han dicho algo de la Verdad de Dios, ya sean los más sabios o los más pobres y humildes, todos dan testimonio de haberlo recibido gratuitamente del Amor divino.

S. Pablo, después del encuentro con Cristo, no considera otra riqueza más que este conocimiento, “teniendo por basura lo que antes para él era elocuente y saber de Dios


“Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid,

así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí”


Todos permanecemos unidos a una vid. No existe un sarmiento con vida separado de la vid.

Vivir solo como sarmiento no es ser indiferente a toda vid, sino ser inconsciente de sí mismo, porque el sarmiento no se da la vida, y se seca cuando no está unido a la vid.

Jesús ha venido para decirnos que no es una energía visible, ni una idea encarnada, sino que, hablándonos de la vid y los sarmientos nos revela de dónde procede la vida.

Nos habla de un Dios personal que ha hecho que “los sarmientos tengan vida.”

Desde la fe sabemos que la vida no está unida directamente a la Vida de Dios, sino que ha sido creada a su imagen y semejanza.

La comunión que vivimos en Dios es una gratuidad añadida desde la venida del Hijo.

Por esto nos dice:


“El que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante”


¡Qué diferentes son los frutos del Espíritu en el espíritu humano, a los frutos de un sarmiento seco!


“Si permanecéis en mi, pedid lo que deseáis y se realizará”


Tener fe es creer la palabra de Jesús.

Que Dios aumente nuestra fe. 

F. Allara




SANTORAL DEL DÍA

S. BRIGIDA, RELIGIOSA, PATRONA DE EUROPA

(Clic en el nombre)



HAGASE ... EN MI...

SEGUN TU PALABRA
HAGASE EN MI SEGÚN TU SUEÑO...
HÁGASE SEGÚN TU QUIERAS,
HÁGASE EN MI SEÑOR...